0
Your cart is empty!
Odoo CMS - a big picture

Qué enfermedades ocasiona el déficit de Omega 3 y Omega 6

 

Son generalmente el resultado de uno de las siguientes causas:

  • Excesiva ingestión de otras grasas en la dieta: ácidos grasos saturados (la cría industrial de animales), monoinsaturados, o ácidos grasos trans. Esta cantidad excesiva de grasa hace que los órganos tengan dificultades en recibir suficientes Ácidos Grasos Poliinsaturados Esenciales (AGPiE), ya que las lipoproteínas de la sangre no pueden transportar suficientes AGPiE a los órganos que los necesitan.
  • Poca ingestión de grasas al comer alimentos procesados (los AGPiE se eliminan para extender la vida media del producto en las tiendas) que contienen predominantemente hidratos de carbono: cereales, pasta, productos lácteos con poca grasa, zumos de fruta, pasteles.
  • Ingestión de sustitutos de las grasas o compuestos que interfieren con la absorción de grasas para perder peso.
  • Enfermedades gastrointestinales con mala absorción, anorexia nerviosa o bulimia.
  • Ingestión de fórmulas para niños y suplementos alimenticios sin suficientes Ácidos Grasos Poliinsaturados Esenciales.
  • Necesidades aumentadas: La necesidad de AGPiE aumenta cuando existe un aumento en el metabolismo celular (por ejemplo, quemaduras, enfermedades, embarazo, inflamaciones, crecimiento, etc.). Por esta razón, los niños en crecimiento y las mujeres embarazadas necesitan proporcionalmente más AGPiE al día.

 

Signos y síntomas de deficiencia:

Déficit de Omega 3 y Omega 6

Omega-3 (ALA) y Omega-6 (LA) son ácidos grasos poliinsaturados esenciales (AGPiE), muy importantes para los seres humanos. Si un ácido graso esencial no es consumido en la dieta, la deficiencia sobrevendrá exactamente de la misma forma en que se produce una deficiencia vitamínica (ejemplo: deficiencia de vitamina C provoca escorbuto).

Una deficiencia severa de AGPiE no es común y provoca alteraciones notorias en la piel o caída del pelo; se observa en recién nacidos y prematuros sin suficientes AGPiE, en niños alimentados con dietas bajas en AGPiE y en pacientes muy delgados que comen poco o tienen una enfermedad intestinal que interfiere con la absorción de grasas o que están recibiendo nutrición parenteral y no han recibido suplementos de lípidos.

Mucho más común es la deficiencia parcial de AGPiE. Con frecuencia se emplea el término insuficiencia de AGPiE para referirse a niveles bajos de AGPiE que no son suficientemente severos para producir los síntomas y signos característicos de la deficiencia de AGPiE.

 

 

Se han observado una variedad de síntomas relacionados con la deficiencia de Omega-6 (ácido linoleico, LA); entre ellos,

  • Desórdenes dérmicos tales como eccema o pérdida del cabello,
  • Disfunciones hepáticas,
  • Desórdenes renales,
  • Desórdenes del sistema nervioso central inclusive problemas de conducta,
  • Deterioro de la función inmunológica con susceptibilidad a las infecciones,
  • Potentes efectos adversos sobre la capacidad reproductiva incluyendo esterilidad masculina y aborto en las mujeres,
  • Desórdenes óseos y articulares,
  • Enfermedades cardiovasculares,
  • Retardo del crecimiento y alteraciones de la función glandular general del organismo.

 

Los resultados de la deficiencia de omega-3 (ácido alfa linolénico, ALA) han sido asociados con:

  • Cambios en el sistema nervioso central incluyendo problemas de conducta, parestesia (sensación de hormigueo, alfileres y agujas en los brazos y piernas),
  • Mayor riesgo de las enfermedades como Cáncer, Alzheimer,
  • Mayor riesgo de enfermedades autoinmunes (esclerosis múltiple, lupus),
  • Falta de coordinación motriz,
  • Debilidad muscular,
  • Deterioro de la capacidad de aprendizaje,
  • Pérdida de la visión,
  • Retardo en el crecimiento.
  • Hipertrigliceridemia,
  • Presión sanguínea elevada,
  • Tendencia a formar coágulos sanguíneos debido a la adherencia plaquetaria,
  • Inflamación en una diversidad de tejidos del organismo,
  • Desórdenes cutáneos (especialmente sequedad de la piel y manchas),
  • Hinchazón de los tejidos (edema),
  • Deterioro de la función mental,
  • Desórdenes generales de la función inmunológica,
  • Cambios con tendencia a la reducción de la tasa metabólica del organismo.
  • Uñas blandas y quebradizas,
  • Triglicéridos altos,
  • Inflamación prostática,
  • Mayor riesgo de asma,
  • Mayor riesgo de sobrepeso,
  • Depresión,
  • Bajos niveles de energía,
  • Etc.

 

Ninguna célula, tejido, glándula u órgano puede funcionar normalmente sin Ácidos Grasos Poliinsaturados Esenciales OMEGA-3 ALA y OMEGA-6 LA

 

También es muy importante el equilibrio ente omega-3 y omega-6, según muchos especialistas nos provocan muchas enfermedades de la civilización moderna. Si quiere saber más sobre Importancia de adecuado equilibrio ente Omegas 3 y 6 

 

En los gráficos 3 y 4 podemos ver los aceites que más omega-3 y omega-6 poseen.

Aceites con más omega-3 Aceites con más omega-6
Graf. 3 Aceites con más omega-3 Graf. 4 Aceites con más omega-6

 

 

 

Referencias Bibliográficas

Esta información tiene únicamente fines informativos y orientativos, no intenta reemplazar el consejo o tratamiento médico y, bajo ninguna circunstancia, deberá ser considerada como forma de asistencia médica sobre el tema. La base que sustenta esta información está fundamentada en estudios científicos (ya sea en humanos, animales o in vitro), la experiencia profesional y el uso tradicional. En caso de tener algún problema de salud consulte siempre con su profesional de la salud. La empresa LinoVita no se hace responsable respecto a cualquier pérdida, daño o perjuicio causado por un uso indebido de la información contenida en esta web y la falta de consulta previa a un médico, farmacéutico o nutricionista.